sábado, 1 de septiembre de 2007

La historiadora


The Historian, 2005
Elizabeth Kostova
Ediciones Urano, 2005
Traducción: Eduardo G. Murillo


Una historiadora en el presente narra los hechos que le llevaron, a mediados de los setenta cuando era una adolescente, a partir en busca y ayuda de su desaparecido padre, quien mediante una serie de conversaciones y cartas le cuenta como en los años 50 cruzó el telón de acero para, igualmente, buscar a su tutor universitario y enfrentarse a Drácula. Se narra la investigación que llevó al profesor Paul a descubrir como el príncipe valaco Vlad Tepes, además de tener un cuestionable gusto por los empalamientos y las torturas, fue en realidad un vampiro al que le temían turcos, rumanos, búlgaros y demás por igual. Sociedades secretas, sirvientes vampirizados, agentes comunistas y la infaltable dosis de romance se mezclan en una larga historia.

Suena bien ¿verdad? pero no, le sobran páginas, quizás la mitad de las casi setecientas están de más. La historia se alarga y se arrastra por una investigación que uno no entiende como avanza de un punto a otro y como un misterio tan difícil de resolver tiene su respuesta disponible en cualquier biblioteca, perfectamente a la mano de Drácula y sus secuaces, pero que estos nunca se han preocupado de destruir. Unos protagonistas que supuestamente son una amenaza para el vampiro mayor, que con sus grandes poderes es capaz de convertirse en cualquier cosa y llegar a cualquier lado, pero a los que se conforma con realizar estúpidas y tontas amenazas.

Esperaba mucho más de los origenes de Drácula, la conspiración para ocultar su cuerpo hace 500 años y lo que parecía otra interesante conspiración gubernamental para descubrirlo en la actualidad pero no fue así; desaprovechada una buena oportunidad de lo que pudo ser una buena vuelta de tuerca del mito del vampiro.

Muy mal en suspensión de la incredulidad y también muy mal en lo que uno esperaría de un libro así; por lo menos un breve instante de temor.

Descartable.

7 comentarios:

Ozornax dijo...

Parece ser difícil encontrar relatos o referencias fidedignas sobre Vlad Tepe. Quizás se deba a la mitificación y relación con Drácula. Una vez hablé con una Rumana (en los 70) que tenía la intención de radicarse en Caracas. Ella me dijo que para ellos Vlad Tepe era un héroe nacional, una especie de libertador que los salvó de la invasión turca. Estos elementos son recogidos vagamente al principo de la obra de Bram Stoker, para luego ser dejados de lado. En documentales tipo Discovery, National Geographic y The History Channel he visto algunas cosas que no llegan a clarificar la verdadera historia, Según una, que el hombre no era de lo que sería la actual Rumanía sino de una región de la actual Hungría (Cosa que le hubiese encantado a Bela Lugosi). Otros discuten su afición al empalamiento y la carnicería como estrategia para asustar a los turcos. De todas formas, que bueno que nos avisaste que el Libro no vale la pena, ahora hay que ahorrar cada centavo, sobre todo si uno es Bibliófilo.

Juan RRR dijo...

La wikipedia tiene una biografía bastante extensa aunque no se que tan fidedigna

Ozornax dijo...

la voy a revisar y te digo, digo si hubiese algo que decir. de todas maneras siempre paso por aqui aunque no deje comentario. saludos

Acerina dijo...

¿Por qué no tienes C-Box para escribirte que eres genial?????

Juan RRR dijo...

¿Por hablar mal de un libro?

Que extraño, normalmente lo que me dicen es que soy un amargado...

Acerina dijo...

Jajaja.... no eres genial por hablar mal de un libro... jejeje... En todo caso: sincero...

¿Ves??? Como no tienes C-Box no me queda más que agradecerte por tomarte el trabajo de recomendarme alguna herramienta para "recuperar" mis ZIPs dentro de un post que no tiene nada que ver, creando una maraña sin sentido...

:-)

Ahora que ya sabemos de que hablo: ¡¡¡Muchas gracias!!!

Juan RRR dijo...

Ahh, es que pa'eso están los C-box de los demás.

Espero que te haya servido la sugerencia.