lunes, 21 de abril de 2008

Un puente lejano



A Bridge Too Far
Cornelius Ryan, 1974
Editorial Inédita, 2005
Traductor: Aurora Ortiz de Zárate Aguirresarobe


Crónica de lo que muchos consideran uno de los mayores fracasos aliados de la Segunda Guerra Mundial, la operación Market Garden, el intento aliado en septiembre de 1944 de crear una cabeza de puente en el Rin, rodear la Línea Sigfrido e ingresar rápidamente en Alemania poniendo fin a la guerra ese mismo año.

Planeado por el Mariscal Montgomery, el plan consistía en capturar un estrecho corredor de 100 Kms que se extendía desde la frontera belga por Holanda hasta el pueblo de Arnhem en el Rin. La operación incluía la captura, simultáneamente, de numerosos puentes en el camino por parte de tropas aerotransportadas en paracaídas y planeadores (Market) antes de que los alemanes los destruyeran mientras el XXX Cuerpo del ejercito británico avanzaba sus tanques y la infantería en fila india cruzando Holanda desde Bélgica hasta Arnhem (Garden), asegurando el camino y la cabeza de puente que permitiría entrar en el corazón de Alemania.

Era un plan delicado, los paracaidistas del 1° Aerotransportado británico, 82° y 101° estadounidense tenían que aguantar supuestos cuatro días a que llegaran por tierra los refuerzos en un cronograma que no soportaba retrasos ni complicaciones.

El exceso de confianza de ese sobrevalorado militar con el ego inflado que fue Montgomery, queriendo ganarle la mano a Patton en una competencia estúpida de quien la tiene más grande, apoyado por todo un mando militar incapaz de aceptar dudas y temores, que despreciaban las pruebas que mostraban a unos alemanes re-organizados y aún fuertes (incluso las fotografías aéreas de una división Panzer donde según ellos no debería de haber ninguna), que desconocían la Ley de Murphy (por supuesto, esta no se "descubrió" hasta después de la guerra) y que ignoraron por completo a los militares y a la resistencia holandesa, conocedores del terreno, terminaron creando un pasillo que no conducía a ninguna parte (nunca se ocupo el puente de Arnhem), que costó más de 10.000 muertos aliados y más de 6.000 prisioneros (sin mencionar civiles holandeses y bajas alemanas) en ocho días de operaciones (muchos más que incluso el Desembarco en Normandía) y que representó la última victoria táctica de la Alemania Nazi.

Interesante librote (excepto por el principio, donde los preparativos se hacen lentos y pesados); Cornelius Ryan se informó profundamente, entrevistó a multitud de personas protagonistas de la acción, desde los altos mandos ingleses y alemanes hasta soldados de a pie y civiles y construye esta historia de un gran descalabro, una enorme sucesión de meteduras de pata que te reconcilian con la vida civil (por más que haya multitud de gerentes que se comporten igual) y que terminas de agradecer a Tutatis de que en la mayor parte del mundo civilizado el mando militar está restringido a los cuarteles.

Un extra:
La versión cinematográfica (justamente la vi hace poco), Un puente demasiado lejos , 1977, maratónica producción de Richard Attenborough con todo un paseo de grandes figuras (Gene Hackman, Anthony Hopkins, James Caan, Elliott Gould, Sean Connery, Ryan O'Neall, Maximilian Schell, Liv Ullmann, Laurence Oliver, etc., etc., etc.) basada en el libro, muestra los principales detalles de tan mal llevada mega operación, hecha mucho antes de la manía de la cámara en mano (se agradece) ha visto pasar el tiempo y le falta la crudeza del cine bélico actual pero igual es muy recomendable.

5 comentarios:

Lobo7922 dijo...

Ah caramba y ¿que estará pasando que al parecer a todos los amigos mios les esta dando por la historia?
Entiendo que Ennodio contagiara a Walter conn su mannia de la segunda guerra mundial, y que Walter me contaggiara a mi, pero tu estás muy lejos ¿quien te contagió a ti? :)

clau dijo...

Yo tuve oportunidad de ver la película hace un par de años, y me pareció más que correcta, sobria pero bastante intensa pese a ello. Además, más allá del hecho histórico en sí, como bien mencionas, la reunión de tantos nombres ilustres ya de por sí es un incentivo para verla.

Juan RRR dijo...

Lobo: desde que era carajito, lo que pasa es que ya no veo la vida militar y las batallas como dignos de alabanzas. El caso es que siempre me ha gustado la historia...cualquiera.

Clau: si, correcta, lo que pasa con esas megahistorias de múltiples historias y personajes es que termina paseando por aquí y por allá sin logar empatia con nadie. Definitivamente para cine bélico prefiero Pelotón, Full Metal Jacket o cosas como Senderos de Gloria.

clau dijo...

Definitivamente. Las tres que mencionas son obras cumbres del género. Y ya que estamos, aprovecho para recomendarte, si es que no la has visto ya, "Cross of Iron" de Sam Peckinpah; como dirían los peninsulares: "cojonuda".

Juan RRR dijo...

Debe ser de las mejores actuaciones de James Coburn (aunque nunca fue un actor demasiado bueno que digamos ;))

La vi hace años y me encantó, creo que hay una nueva versión extendida.