jueves, 7 de diciembre de 2006

Que nadie aprende con consejos ajenos...

Al final, después del gobierno de Guzmán Blanco, uno ya no está seguro de que dijo (o dejó de decir) Simón Bolívar. Ese señor está igual que la Biblia; hasta el diablo la puede citar para sus fines. Igual acá van unas cuantas:

"Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, este Estado no deberá subsistir, y al fin no existiría"

"La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos"

"Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder"

"La impunidad de los delitos hace que éstos se cometan con más frecuencia, y al fin llega el caso de que el castigo no basta para reprimirlos"

"Huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos"


Otro día posteo unas de Woody Allen o de Groucho Marx, que son menos pomposas.

Todo esta historia a cuenta de que seguimos siendo bolivarianos mesmos y continuando con el citismo de Jorge y de G'Fax.

2 comentarios:

G'Fax dijo...

Estoy bastante seguro de que en algíun momento también dijo: "Pero... ¡caraaaaaaaajo!"

Juan RRR dijo...

Supongo, aunque después de tantas citas uno no puede dejar de imaginar a Bolívar como un carajo envuelto en una capa que habla con un reberberador y un rayo de luz entre nubes que lo ilumina hasta para pedir una arepa de guayanes.