miércoles, 13 de agosto de 2008

5 fotos que quisiera tomar...

...pero que ni por asomo me quedan así (aunque lo sigo intentando).

René Burri(*)
Brazil, Sao Paulo


Cada vez que veo esta foto me parece una mezcla de Reservoir Dogs con novela cyberpunk; tomada en Sao Paulo, una ciudad donde tengo entendido los ricos cruzan la ciudad en helicoptero para evitar el tráfico, esos cuatro individuos en traje, dueños del mundo, en las alturas, lejos del mundanal ruido, del caos urbano y del ciudadano de a pie pasean en una azotea...o quizás solo son los vigilantes del edificio.
Supongo que tomada al final de la tarde con un lente de gran longitud, la masa de edificios del fondo se aplana y se ve más abigarrada, aturdidora. Composición en dos planos claramente identificados, la gran cantidad de líneas verticales destacan la altura. Es la excelencia de la representación del paisaje urbano moderno... a pesar de tener casi 50 años de antigüedad.

Robert Doisneau
Un regard Oblique

Los retratos al natural, sin pose, cuando la persona es ella misma, son unos de las más difíciles y, cuando salen bien, satisfactorias fotografías que se pueden conseguir. Esta toma pertenece a una serie hecha de incógnito desde el interior de una tienda por este amante de la calle parisina y esta mirada de soslayo robada es en mi opinión la mejor del grupo.
Fotografía gratamente humorística, este matrimonio clase media, típicos burgueses parisinos, observan la vidriera de una tienda de arte, la esposa quizás encantada con una naturaleza muerta que quedaría perfecta en la pared del comedor pero el esposo no puede evitar mirar ese desnudo suavemente erótico.
Esta combinación de humor, encuadre y buena exposición hace de esta fotografía de calle una de mis favoritas.


Arnold Newman
Igor Stranvinsky

Newman es quizás el mejor exponente de lo que se llama retrato ambiental; representar al personaje en el ambiente y con las cosas que lo caracterizan y esto es maximizado en este fotografía. El piano es una enorme mancha negra, casi un dibujo en tinta, un diseño de decoración Art Deco. Stravinsky se encuentra recluido en una esquina de la composición pero la pose relajada nos indica que él es el dueño de ese enorme aparato que es su herramienta de trabajo.
Sin mayores detalles en el fondo ni alrededor, una foto que nos enseña que el centro de la composición no necesariamente es el sitio de mayor interés ni el mejor y que se puede resumir el caracter de una persona con una mancha negra, como si fuese una especie de test de Rorschach.
Definitivamente menos es más.

Solo un pimiento en una olla. ¡Pero que calidad de pimiento! (las anécdotas familiares hablan de la búsqueda de Weston de pimientos perfectos para sus fotos).
El juego de luces y sombras, la correcta exposición y la calidad del revelado y la copia casi hace que uno estire la mano para tocarlo. Un plano cercano pero completamente enfocado en todos sus puntos. Creo que para la época Weston pertenecía al grupo f/64 que buscaba la nitidez en todos los planos de la toma con el uso de diafragmas muy pequeños, estos diafragmas generaban tiempos de exposición sumamente altos donde la luz natural cambiaba sutilmente creando estas extrañas y mágicas iluminaciones.
Un pimiento que deja de ser un pimiento para convertirse en una hermosa abstracción.


Una de las personas más influyentes del arte del siglo XX resumido en una mirada.
Es Picasso por la nariz, el pelo canoso y porque Penn nos dice que es Picasso. Pero no lo dudamos; ese ojo en el centro de la toma refleja una mirada apasionada e inteligente como su dueño, un ojo enmarcado entre el sombrero, la penumbra de la cara y esa especie de cuello barroco. Close-up extremo pero que aún con la ausencia de detalles nos habla de la creatividad de Picasso.
Irving Penn es un fotografo de modas pero que llegó mucho más allá de la belleza retocada de portadas de revistas; su fotografía es inteligente, muchas veces minimalista con unos personajes que parecen figuras geométricas, casi escultoricas.
Los tonos de grises logrados en está foto se deben a ese artesanal y pausado método del platino-paladio.


(*)Actualmente hay una exposición de René Burri en el Museo de Bellas Artes de Caracas, quien tenga la oportunidad no puede perderlo.

2 comentarios:

clau dijo...

Exquisita selección. Conocía solamente la de Robert Doisneau, pero las cinco son "de otro mundo".

Uno podría quedarse minutos y minutos mirándolas.

mavele dijo...

Cada una de estas fotos es una pequeña ventana al mundo, lo maravilloso es que podemos volver una y otra vez a (ad)mirarlas y a descubrir cosas nuevas. Exquisita selección, me encantan y me encantan tus analisis tambien
;-)