jueves, 19 de marzo de 2009

Bovedas de acero


The Caves of Steel
Isaac Asimov, 1953
Editorial Random House Mondadori, 2005
Traductor: Luis G. Prado


Más de veinte años después de haberme encontrado con Asimov en esta ya clásica historia de robots en la clásica clave policial acostumbrada a usar por el Buen Doctor regreso en una segunda lectura que asombrosamente descubro es, en muchos aspectos, una nueva lectura.

Se que los años no perdonan y lo que leo la semana pasada ya la próxima está 50% olvidado pero ¡Este libro lo leí en mi adolescencia! ¡Con todas mis neuronas completas! ¡Lo debo haber leído por lo menos dos veces! ¿De donde salió la rima de una canción de protesta contra los Espaciales? ¿Por qué no recuerdo esa emocionante persecución a través de las aceras móviles saltando de una a otra? ¿Todos esos detalles del uso de los baños públicos o los problemas de logística que ocasiona cambiarse de comedor en una sociedad altamente burocrática? ¿Lo depresiva y austera que podría llegar a ser la vivienda de un soltero de bajo nivel? ¿El ambiente tan opresivo que se vive una sociedad tan controlada que por causas de sobrepoblación se encuentra al borde del precipicio?

Pues que en la edición de Martínez Roca (y supongo que la Orbis que viene a ser lo mismo) muchos de estos fragmentos fueron cruel y desalmadamente mutilados, páginas completas en algunos casos y, aunque la historia es contada y la trama se entiende, me siento como si lo que hubiera leído es la Sección de Libros de Reader's Digest. La grosería mayúscula para con el lector/cliente y supongo que se llenarían la boca hablando de copyrigths y demás.

Por supuesto, la Pregunta: ¿Cuántos libros de ciencia ficción resulta ahora que no me he leído?

Y bueno, como diría en El Fantasma, para los que llegaron tarde:

Lije Baley es un policía en New York, en un New York miles de años en el futuro en una Tierra donde la humanidad se encuentra hacinada en las grandes ciudades, ciudades cubiertas y aisladas completamente del medio ambiente. Las colonias espaciales se han independizado y ahora, mucho más avanzadas tecnologicamente y poderosas que la Tierra, intentan introducir la tecnología robótica en una sociedad muy renuente a la misma.

El asesinato de un científico espacial muy influyente en el enclave a las afueras de New York pone a Baley en un caso políticamente peligroso tanto para su futuro profesional y familiar como para el futuro de la humanidad y además soportando un nuevo compañero de investigación en lo que parece una profunda conspiración.

Construida como el típico policial de Asimov donde el protagonista, tras muchos caminos ciegos, llega a la solución lógica ayudado por una conexión casi intuitiva de dos hechos al parecer inconexos e irrelevantes, formula repetida en otras de sus historias, aún se mantiene fresca y agradable. Los años le han pasado en lo que tecnológicamente se refiere (aunque no deja de ser interesante una vara que te lleva a tu destino cambiando su temperatura de frío a caliente) y las intrigas son ingenuas y la forma como se resuelven, como mínimo, inocente. Mejora notablemente en esta nueva edición gracias a una Tierra más opresiva y oscura (¡Con ocho mil millones de habitantes!) gracias a los fragmentos recuperados por Bibliopolis y que habían sido salvajemente mutilados por la gente de Martínez Roca.

Un viejo clásico que aún se puede leer, el Asimov de su época dorada en los años cincuenta aunque aún le faltaba escribir sus mejores libros.

17 comentarios:

Guido dijo...

Por favor, por favor, por favor, dime que ya no se llama ELÍAS Baley.

Lobo7922 dijo...

Y ¿Cual sería la edición que leí yo? Por que yo también lo leí hace siglos, pero no recuerdo que haya sido la edición de Marinez Roca.
Y bueno, ese es el mismo cuento de las novelas de jack Vance, que las edicones en español están super mal traducidas, se tragan personajes y las conversaciones terminan teniendo otro significado.

Juan RRR dijo...

Guido: acá me ganaste, en la MR no inventaron con el nombre, supongo que será na edición viejisima de los años 50.

Lobo: casi seguro que leiste la de Martínez Roca, era la más común hasta la nueva edición en el 2003

Guido dijo...

La que yo leí fue una de Orbis comprada en Caracas, cerca de Parque Central. En la redomita esa detrás de la estación del metro.

Juan RRR dijo...

Que loquera, extraido de Tercera Fundación:

"En cuanto a las distintas traducciones al español, todas ocupan unas 100.000 palabras excepto la traducción de Martínez Roca de 1979 (posteriormente utilizada por Orbis), que está firmada por Francisco Blanco y sólo ocupa unas 60.000; esta traducción es una versión ligeramente retocada en el estilo pero ampliamente mutilada de la traducción realizada por Carlos Barrera para la edición mexicana de 1955"

O sea, que la edición de Orbis es la misma de Martinez Roca pero en esta última no hay ningún Elías Baley.

Juan RRR dijo...

Ni idea pues

Dragón Negro dijo...

Que triste, yo lei la de MR...

Significa que es mi obligación conseguir esa nueva edición...

David Aponte dijo...

Nada! Me hiciste mirar. Tengo ambas. La de Orbis (Biblioteca de Ciencia Ficción N.13) que adentro dice "1980, Ediciones Martínez Roca, S.A." y la de Martínez Roca (1990)

La de Orbis no la he leído porque fue uno de los libros regalados por una amiga. Pero la de MR sí.

Ahora bien, no entiendo a cuál le quitaron cosas. La de MR está completa. Sale todo lo que comentas. O será que no entendí bien y la de Orbis es la que está incompleta.

En todo caso, de la de MR siempre me gustó mucho la portada. Sale un dibujo (de R. Sanmartí dice) donde aparece Baley y Olivaw. Este último con el brazo derecho abierto y mostrando circuitos (que no sé si serán positrónicos como el cerebro)

Tendré que leerlo de nuevo (je je, qué sacrificio!) para ver si hay cosas que no salen.

PD: Eso de que no recuerdas ya las cosas no te lo cree ni tu "Neurona Jeniffer Aniston" Me viene a la cabeza una vez que te hablé sobre un libro de (pseudo)SF que consiguió mi mamá y casi que te lo sabías completo! Ah, y también la vez que "recitaste" aquello de "...y han aprendido a caminar seres que sólo deberían arrastrarse." de memoria!

La palabra clave de hoy es: anklogya

Juan RRR dijo...

Ja pobre iluso, agarra tu Martínez Roca, no tienes que leertela completa, busca el capítulo La Huida y si consigues una persecusión por las pistas entre la salida del comedor y la llegada a la planta de energía te ganaste una cola Dumbo (que se consiguen, aunque no lo creas)

David Aponte dijo...

QUÉ CAGADA!!! Dan ganas de demandar a alguien!!!

Bueno, creo que por ahí tengo algo en PDF. A ver si ese está completo.

O comenzar a leer las vainas en inglés directamente.

PD: Sólo por curiosidad...dónde se consiguen todavía las Dumbo???

David Aponte dijo...

Nada. No hallo PDF que valga la pena.
Pero me topé con esto buscando en inglés


http://www.imdb.com/title/tt0057927/


Nada en Torrents (obvio); quizás por emule!!!

Juan RRR dijo...

En los supermercados Los Campitos (las Colas Dumbo quiero decir...)

Erk Lazer dijo...

Yo tengo la edición de Orbi y està completa, la comparè con el original en inglès...

Juan RRR dijo...

Pues la misma prueba contigo, busca el capítulo de La huida y me cuentas, a lo mejor se aclara el asunto.

Acerina dijo...

¡Ah! ...me pusiste a reflexionar... En ciertos grupos, yo era un freak porque leía Asimov ...sólo mi hermano me comprendía... Luego llegaron a mi vida G'Fax, D..., M..., mi atisbo fugaz al "Jueves de L..." ...entonces la "mente-inferior" era yo, y la "rara" por no haber visto la Guerra de las Galaxias, no jugar rol, rechazar la programación, no comprender chistes que involucran palabras como "quark", o "hadrones", no tener una opinión acerca del tema ¿onda o partícula???...

...en fin...

El mundo es relativo...

En todo caso, acabo de leer nuevamente "El Electrón es Zurdo y Otros Ensayos Científicos" ...y con sinceridad, no sé que edad tenía la primera vez que lo leí...

Menos aún podría recordar de que Editorial era la versión de "Bóvedas de Acero" que leí... Si "de verdad-verdad" fuera un Sci-Fi fan, podría correr a mi biblioteca y revisar la susodicha Edición ...pero, dado que soy una pálida visitante ocasional al género, mal podría chequear, yo la saqué de la Biblioteca de la Universidad donde estudiaba, en Barquisimeto, hace como 15 años, o más, jejeje...

Woooow... No pretendía que fuera tan largo...

Y sigue impresionándome la capacidad que tienen de armar un coloquio como éste...

Besos & Bendiciones...

Irislis dijo...

Esa es la magia de Asimov...he leído tres veces Fundación y me sorprende como si la leyera por primera vez... por casualidad han leído La Receta del Tiranosaurio? Acá les dejo un link (http://www.sld.cu/sitios/bibliodigital/temas.php?idv=10997) Es para quedarse boquiabiertos! Eso se llama ser un Futurólogo!

Lobo7922 dijo...

Acerina, si el libro que leiste era el de la biblioteca del rectorado de la Ucla (Que tenía una buena colección de Asimov) entonces hemos leido los mismos libros :)
Y lamentablemente si, leimos la versión de Martinez Roca que como ya sabemos está chucuta :(