sábado, 3 de septiembre de 2011

(30 libros) 2-Uno que se haya demorado mucho en leer


El número de la Bestia, de Robert Heinlein

En esta categoría hay obras que no entran porque la edad me ha quitado paciencia y si se ponen insoportables los descarto. Por lo tanto no son libros que haya demorado mucho en leer, son libros que nunca terminé de leer.

El número de la Bestia de Heinlein se salvó por caer en mis manos en mi juventud, cuando mi lista de pendientes se reducía a lo último adquirido-prestado-conseguido y ante la ausencia de cualquier otra cosa debía ser finalizado sin excusa posible.

En este caso dos hombres, dos mujeres y un auto volador se dedican a viajar a través de distintos universos paralelos entre discusiones estúpidas y diálogos interminables. Como típicos personajes de Heinlein los protagonistas son agraciados, liberales, independientes, inteligentes, atléticos y echados pa'lante y desde un principio me cayeron como una patada en las bolas.

Quien sabe, quizás no tardé tanto en leerlo pero definitivamente el tiempo es algo subjetivo.

6 comentarios:

MariBel Padrón dijo...

Al igual que tú, señalo un libro que no he podido terminar en tres intentos: Crimen y Castigo de Dostoyesky.
Ramses: El tambor de hojalata de Günter Grass

MariBel Padrón dijo...

Ah! recordé que en bachillerato cuando nos mandaban a leer noveles para literatura, nos mandaron a leer "Cien años de Soledad" de Gabriel García Márquez y debo confesar que lo terminé de leer cuando estábamos en las vacaciones es escolares.
Bueno, tenía muy malos hábitos de lectura, pero el libro estaba interesante así que lo terminé.

Juan RRR dijo...

El tambor de hojalata por mi parte solo tiene un intento, creo que no pasé de la página 15, más lejos llegué con El sonido y la furia de Faulkner.

Cien años de soledad me parece una maravilla, en el liceo lo leí por tarea pero en verdad lo disfrute.

verónica estándar dijo...

Definitivamente:

El señor de los anillos las dos torres. Tolkien

En general la verdad, es que la trilogía del señor de los anillos me tomo mucho tiempo y esfuerzo, pero este segundo se llevo el Oscar de la demora. Es que no pude evitar encontrarlos tediosos, ni idea de porque será, quizás algún día les de otra oportunidad, pero toda esa verborrea descriptiva de Tolkien me ponía a divagar mentalmente en otros asuntos que ni tenían que ver con el libro y de repente pasaba de Gondor a Mordor sin enterarme… :S

Juan RRR dijo...

No eres la primera a la que le sucede, conozco unos cuantos.

Guido Núñez-Mujica dijo...

Verónica, otro colega por acá.

Las genealogías me dejaban durmiendo...